jueves, 29 de agosto de 2013

Baraja imprimible

  Hoy os traigo unas tarjetas con animales, letras y la palabra escrita en inglés, que he encontrado por internet.
  Estas cartas tan sencillas se pueden utilizar de forma muy educativa a la vez que lúdica, os diré algunos ejercicios que se me ocurren con este material.

  • Clasifica: ¿Cuál es un ser vivo y cuál no? 

  En un folio escribimos "está vivo" y en el otro "no está vivo", comenzaremos cogiendo una carta al azar, diciendo lo que es y poniéndola sobre el folio que corresponda. A continuación, por turnos iremos poniéndolos con ayuda del niño sobre el folio el folio correspondiente.

  • Clasifica:  ¿Cuál se puede guardar en una caja (grande/pequeño)?

  Cogemos una caja de zapatos (que es donde guardaremos las cartas que contengan cosas pequeñas), comenzaremos cogiendo una carta al azar, diciendo lo que es y poniéndola dentro de la caja si es pequeño o dejándola a parte si no cabe. A continuación, por turnos iremos poniéndolos con ayuda del niño sobre el lugar que le corresponda (dentro de la caja o junto a la caja).

  • Memo: 
  Si imprimimos 2 copias del documento, podemos jugar como si fuera un memo. Cuando se levante cada carta iremos diciendo la palabra en castellano o inglés, si son diferentes se vuelven a poner boca abajo. Así hasta que todas las parejas estén boca arriba. Ya que son muchas cartas, iremos variando la cantidad de parejas en función de la edad y destreza del alumno.
  • Lince:

  Ponemos las cartas boca arriba y decimos una palabra, la letra inicial de la palabra o un sonido asociado a la misma (no se puede con todas las del documento). El niño deberá localizar la carta a la que corresponde ese sonido y cogerla.
  Si utilizamos todas las cartas juntas, a medida que vayan cogiendo, irá siendo más sencillo porque habrá menos elementos. Para que la dificultad esté equilibrada el mayor tiempo posible, podemos ir poniendo las cartas de forma que haya solo 4 en mesa cada vez. Cuando cojan una, reponemos con una del montón que aún no se ha usado.
  Si realizamos esta actividad con dos o tres niños, podemos irles dando puntos por cada carta que vayan consiguiendo de forma que lo verán como un juego competitivo. 


  Hay otras muchas actividades que se pueden realizar con dicho material sin modificarlo demasiado, solo hace falta echarle un poco de imaginación.



  Aquí os dejo el imprimible:


1 comentario: